Close

Asociación de Bancarios del Uruguay

Nueva oportunidad para terminar el liceo con AEBU

Categories

Anterior Siguiente
Image

Primeras seis egresadas del ProCES

Escrito el 25/10/2019

El deseo de terminar los estudios liceales interrumpidos se hizo realidad para seis compañeras de AEBU quienes acaban de completar sus cursos en el programa ProCES.

Esta tarde en la Sala Zitarrosa, la ANEP y el Consejo de Educación Secundaria hicieron entrega de los certificados a los egresados del ProCES (Programa de Culminación de Estudios Secundarios). Se hicieron acreedoras a esta certificación de estudios Cinthia Beltrán, Patricia Beatriz Sosa y Ximena Escobar (presentes en el acto), además de Laura Jelenovic, Ana Laura Recuero y Fabiana Silveira, quienes por razones particulares no pudieron asistir. Este grupo constituye la primera generación de egresados de AEBU en el programa educativo.

En el acto de entrega de diplomas estuvieron junto a Cinthia, Patricia y Ximena el presidente del Consejo del Sector Financiero Privado José Iglesias; la consejera Anahí Vicario, como referente del proyecto, y Claudia Sosa de la Representativa de Prosegur, quien brinda apoyo a este proceso formativo.

El ProCES de Enseñanza Secundaria funciona a través de convenios con distintas instituciones públicas y privadas con el fin de abrir nuevos horizontes a trabajadores adultos. Estos compañeros se insertan en cursos de modalidad semipresencial a lo largo de un cuatrimestre en el que deben concurrir a una clase presencial cada mes y hacer sus estudios a través de Internet, usando la plataforma EVA.

La posibilidad de dar fin a cursos pendientes de sus estudios secundarios con esta modalidad se materializó mediante un convenio entre AEBU, el Consejo de Enseñanza Secundaria (CES) y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

Desde que se creó ProCES es la primera vez que se entregan diplomas para quienes completaron los estudios secundarios, de manera que hoy fueron unas 400 personas a recibirlos. «Como AEBU se integró a este programa hace dos años tenemos solamente seis egresadas en este grupo, un hecho que nos tiene muy emocionados», expresó Anahí Vicario. La consejera explicó que, aunque participan algunos hombres en estos cursos, la mayoría son mamás con hijos pequeños, porque este sistema de aulas virtuales es el que les permite terminar los estudios en forma paralela a sus ocupaciones diarias.

Claudia Sosa, por su parte, explicó en qué consiste su trabajo de acompañamiento a las cursantes ya desde el inicio: «Cuando arrancan a estudiar se genera un proceso de adaptación al nuevo sistema y les damos apoyo psicológico para que continúen. También tenemos una muy buena comunicación con los profesores; ellos nos avisan cuando los estudiantes no ingresan al aula virtual y nosotros los llamamos para ver cuál es el inconveniente y procurar que vuelvan a estudiar. Y un sábado al mes, cuando se dicta la clase presencial, concurrimos y les llevamos una especie de vianda, porque están muchas horas allí y a la gente del Interior se le paga el pasaje para que pueda trasladarse». También se ocupan de la justificación de las inasistencias cuando estas son por causales de enfermedad, agregó.

Vicario informó a Camacuá y Reconquista: «El 30 de noviembre son los exámenes finales de esta etapa en la que tenemos otras 15 compañeras. Esperamos que salven estas pruebas y de ser así se estarían recibiendo 15 compañeras más». Analizando la experiencia del trabajo de equipo que realiza el sindicato dando soporte a estos cursos, la consejera destacó que una vez que los alumnos se acostumbran a un ritmo de trabajo, «no solo no dejan de estudiar sino que demandan nuevos cursos virtuales».

Ximena Escobar, trabajadora de Crédito de la Casa, agradeció el apoyo de AEBU y destacó la importancia de que este plan sea semipresencial, dado que en su caso particular terminó aprobando la materia pendiente con 39 semanas de embarazo, con las dificultades que este estado hubiera representado en el caso de tener que concurrir físicamente a un liceo. «Si hay algo en lo que siempre hizo mucho hincapié AEBU es en darnos herramientas para poder mejorar y tener más oportunidades tanto en nuestro trabajo como en la vida, y gracias a esto hoy estoy en la facultad».

Por su parte la trabajadora de Pronto! Cinthia Beltrán expresó: «Para mí fue como cerrar una etapa que la tenía ahí, pendiente. Me apoyaron de tal forma que me sentí acompañada durante todo el proceso; inclusive, casi en la etapa final, por un problema personal tenía la duda de continuar y sin embargo me dieron para adelante, estuvieron siempre presentes y esta experiencia me hace querer seguir. Ahora estoy en la etapa de buscar qué continuaré estudiando».